Skip to cookie consent Saltar al contenido principal

Vacunas COVID-19: Serie primaria, dosis primarias adicionales y refuerzos

Hay muchos lugares para vacunarse en su comunidad. Muchos sitios ofrecen vacunas de refuerzo. Para encontrar un lugar cerca de usted, visite vaccines.govvaxfinder.mass.gov o vaccines.nh.gov; envíe un mensaje de texto con su código postal al 438829; o llame al 1-800-232-0233.

Mass General Brigham está ofreciendo vacunas en muchos consultorios de atención primaria y en algunos de especialidades junto con las visitas. Puede averiguar si la vacuna COVID-19 está disponible en una próxima visita poniéndose en contacto con el consultorio de su médico. Mass General Brigham también continuará distribuyendo vacunas desde nuestros camiones comunitarios móviles. Consulte el calendario para ver si los camiones estarán cerca suyo.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés) recomiendan que todas las personas de 12 años o más reciban un refuerzo. El momento en el que debe recibir el refuerzo depende de la vacuna que haya recibido en la serie de vacunas primarias:

  • Para la vacuna Pfizer y Moderna: 5 meses después de recibir la segunda dosis.
  • Para la vacuna de Johnson & Johnson: 2 meses después de recibir una dosis única.

Una dosis de refuerzo y una dosis primaria adicional no son lo mismo. Una dosis primaria adicional se recomienda para las personas que tienen el sistema inmunológico comprometido. Se recomienda que los pacientes con sistemas inmunológicos comprometidos reciban una dosis primaria adicional para aumentar su nivel de protección contra el virus. Esta dosis adicional completa la serie de vacunas primarias de estos pacientes.

Un refuerzo es una dosis extra de vacuna destinada a reforzar el sistema inmunológico del paciente debido a la disminución de la inmunidad con el paso del tiempo.

Las personas de 5 años o más con inmunodeficiencia moderada o grave deben recibir otra dosis. Se trata de personas que:

  • Están en tratamiento activo contra el cáncer
  • Han recibido un trasplante de órgano sólido y están tomando medicamentos para suprimir el sistema inmunitario
  • Han recibido un trasplante de células madre en los últimos 2 años o están tomando medicamentos para suprimir el sistema inmunitario después de un trasplante de células madre
  • Han recibido terapia celular CAR-T
  • Tienen una inmunodeficiencia primaria moderada o grave (incluidos todos los pacientes que reciben inmunoglobulina intravenosa y subcutánea (IVIg o SCIg - en inglés) debido a una inmunodeficiencia subyacente como la inmunodeficiencia variable común (CVID - en inglés); los pacientes con otras inmunodeficiencias subyacentes que no reciban el reemplazo de IgG pueden ser asesorados según cada caso)
  • Tienen una infección por VIH avanzada (generalmente definida como un recuento de CD4 inferior a 200 o un porcentaje de CD4 igual o inferior a 14) o no tratada
  • Están tomando altas dosis de corticosteroides (ejemplo: el equivalente a 20 o más miligramos de Prednisona al día)
  • Están recibiendo otros fármacos que pueden suprimir la respuesta inmunitaria (por ejemplo, bloqueadores de la necrosis tumoral u otros agentes biológicos inmunosupresores o inmunomoduladores, incluidos rituximab y ocrelizumab)

  • Para la vacuna Pfizer y Moderna: 3 meses después de recibir una dosis primaria adicional (por ejemplo, la tercera dosis).
  • Para la vacuna Johnson & Johnson: 2 meses después de recibir una dosis primaria adicional de la vacuna Moderna o Pfizer.
    • NOTA: El paciente con inmunodeficiencia moderada o grave que ya ha recibido la primera dosis de vacuna primaria de Johnson & Johnson y una dosis de refuerzo debe seguir recibiendo la dosis primaria adicional de vacuna Pfizer o Moderna al menos 2 meses después de la dosis de refuerzo.

Los CDC tienen más información >

El 29 de marzo de 2022, los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC - en inglés) y la Administración Federal de Medicamentos (FDA - en inglés) aprobaron una segunda dosis de refuerzo para ciertos pacientes. Los siguientes pacientes son elegibles:

  • Personas de 18 a 49 años que recibieron la vacuna Janssen COVID-19 de Johnson & Johnson para su primera inyección y refuerzo, o
  • Adultos de 50 años o más, o
  • Personas de 12 años o más que estén moderada o gravemente inmunodeprimidas

Nota: Los pacientes deben recibir su segundo refuerzo al menos 4 meses después del primer refuerzo.

Las recomendaciones de CDC permiten que los adultos de 18 años o más reciban un refuerzo diferente al de la vacuna original. El 16 de diciembre de 2021, CDC publicaron nuevas directrices, en las que se señala que las vacunas de ARNm (ejemplo: Moderna y Pfizer) son ahora preferibles a la vacuna de Johnson & Johnson para el refuerzo.

Sin embargo, la vacuna Johnson & Johnson puede utilizarse en las siguientes situaciones:

  • Cuando exista una contraindicación a las vacunas de ARNm de COVID-19 (por ejemplo, una reacción alérgica grave tras una dosis anterior o a un componente de una vacuna de ARNm de COVID-19).
  • Cuando una persona se quedaría sin vacunar contra COVID-19 debido al acceso limitado a las vacunas de ARNm de COVID-19.
  • Cuando una persona desea recibir la vacuna COVID-19 de Janssen a pesar de los problemas de seguridad identificados.

En el caso de los niños y adolescentes de 12-17 años, sólo Pfizer está aprobada tanto para la vacunación primaria como para la de refuerzo.

Los CDC han actualizado los intervalos de vacunación para los mayores de 12 años. Para algunas personas de 12 años o más, especialmente los varones de 12 a 39 años, hay más flexibilidad en el momento de aplicar la segunda dosis de las vacunas Pfizer y Moderna. Se recomienda un intervalo de 8 semanas entre la primera y la segunda dosis.

  • La segunda dosis para Pfizer puede administrarse entre 3-8 semanas después de la primera dosis
  • La segunda dosis de Moderna puede administrarse entre 4-8 semanas después de la primera dosis

Por favor, tenga en cuenta que algunas personas deben continuar con el intervalo de 3 semanas para Pfizer y de 4 semanas para Moderna. Esto incluye:

Recuerde que vacunarse es la mejor manera de prevenir la enfermedad grave por COVID-19. Por favor, asegúrese de que todos los miembros de su familia están vacunados y al día con las recomendaciones de refuerzo. Esto es especialmente importante si usted o un miembro de su familia tiene condiciones que los ponen en alto riesgo.

Aunque no podemos reemplazar la tarjeta de vacunación física de los CDC, los pacientes que fueron vacunados en un centro de Mass General Brigham pueden recibir su historial de vacunación a través de Patient Gateway. Los pacientes que recibieron su(s) vacuna(s) COVID-19 a través de un proveedor de Mass General Brigham ahora pueden acceder a su registro de vacunación digitalmente o a través de un código QR a través de Patient Gateway.

  1. Inicie sesión en su cuenta de Patient Gateway, haga clic en Menú y seleccione COVID-19 (justo debajo de Mi historial).

    • La información sobre la vacuna COVID-19 aparecerá si ha completado su serie de vacunas COVID-19 (dos dosis de Pfizer, dos dosis de Moderna o una dosis de J&J)

  2. A partir de este historial, puede realizar cualquiera de estas acciones:

    • Haga clic en la flecha hacia abajo para ver la información sobre las vacunas.

    • Haga clic en el código QR para abrir un código QR que se puede escanear (si es necesario en un lugar para verificar los detalles de la vacunación).

    • Haga clic en Descargar/Exportar para producir un PDF con la información de la vacuna que puede imprimirse o guardarse.

  3. La opción de exportar a Health Wallet ya está disponible tanto para los usuarios de iPhone como de Android. Los usuarios de Android que no vean esta opción tendrán que actualizar su aplicación a la versión más reciente a través de Google Play.

Si no es un paciente registrado actualmente en Patient Gateway, puede solicitar una copia impresa de su registro de vacunación a través del Departamento de Gestión de Información de Salud (HIM en inglés) de Mass General Brigham. Deberá completar un formulario de autorización para la divulgación de información médica protegida. El formulario se puede encontrar. El formulario completado puede ser enviado por fax o por correo, y las instrucciones se incluyen en la esquina superior derecha del formulario.

Si fue vacunado fuera del sistema de Mass General Brigham, tendrá que solicitar una copia de su información de vacunación al proveedor original (ejemplo: CVS, Walgreens).

El Departamento de Salud Pública de Massachusetts proporciona orientación adicional sobre cómo reemplazar su tarjeta.

Sobre las actuales vacunas COVID-19 autorizadas por la FDA para uso de emergencia 

No recomendaremos ninguna vacuna que no haya demostrado ser segura y eficaz. La Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha concedido la aprobación total a dos vacunas COVID: Pfizer y Moderna.

  • La FDA concedió a la vacuna Pfizer la aprobación total para pacientes mayores de 16 años el 23 de agosto de 2021. Ahora se llama Comirnaty. La vacuna sigue estando disponible bajo autorización de emergencia para niños de 5-15 años y para la administración de una dosis primaria adicional a determinados pacientes inmunodeprimidos.
  • La FDA también concedió a la vacuna Moderna la aprobación total para pacientes de 18 años o más el 31 de enero de 2022. Ahora se llamará Spikevax.

La vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson está siendo utilizada bajo autorización de emergencia por la FDA.

Las vacunas COVID-19 han sido sometidas a pruebas, mediante ensayos clínicos a gran escala con muchos miles de personas de diferentes razas, edades y orígenes. Cada vacuna pasa por un estricto proceso de revisión reglamentaria. Supervisamos continuamente cualquier problema clínico o de seguridad de todas las vacunas.

FDA y CDC modificaron la información sobre la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson (Janssen) debido a un posible problema de seguridad. Ha habido informes muy inusuales de un tipo de coágulo de sangre entre los pacientes que han recibido la vacuna de Johnson & Johnson. Aunque es muy poco frecuente, el riesgo de ciertos coágulos sanguíneos parece ser mayor en las mujeres de 30–49.

Obtenga más información en el sitio en internet de la FDA >

Todos los pacientes que hayan obtenido la vacuna Johnson & Johnson deben recibir una única dosis de refuerzo al menos 2 meses después de su dosis original. Es preferible la vacuna Pfizer o Moderna a la vacuna Johnson & Johnson para la dosis de refuerzo.

Se recomienda que los pacientes con sistemas inmunológicos comprometidos reciban también una dosis primaria adicional de Moderna o Pfizer al menos 28 días después de la 1ra dosis. Los pacientes inmunocomprometidos que ya hayan recibido la primera dosis primaria de la vacuna Johnson & Johnson y una dosis de refuerzo deben seguir recibiendo la dosis primaria adicional de la vacuna Pfizer o Moderna al menos 2 meses después de la dosis de refuerzo.

Se considera que usted está completamente vacunado 2 semanas después de haber recibido la vacuna sin esta dosis de refuerzo. Sin embargo, la dosis de refuerzo proporcionará más protección contra la infección por COVID.

La vacuna Johnson & Johnson no es una vacuna de ARNm. Es una vacuna con vector de adenovirus. Utiliza una versión modificada del virus del resfriado común, llamada adenovirus 26, para transmitir instrucciones a su cuerpo para que produzca la proteína de pico que se encuentra en la superficie del coronavirus. Su sistema inmunológico puede entonces fabricar anticuerpos contra estas proteínas para protegerle contra el COVID-19. No puede contraer el resfriado por la vacuna.

Aunque las vacunas de ARNm son un nuevo tipo de vacuna, los investigadores han estado estudiando y trabajando en ellas durante muchos años. No contienen virus vivos y no pueden causar COVID-19. En cambio, dan a nuestras células instrucciones sobre cómo fabricar las proteínas de COVID-19 que se encuentran en la capa exterior del coronavirus. Nuestro sistema inmunológico puede entonces fabricar anticuerpos contra estas proteínas y protegernos de la infección por COVID-19. El ARNm de las vacunas nunca entra en el núcleo de nuestras células ni se introduce en nuestro ADN. CDC tiene información sobre las vacunas de ARNm.

No. Las vacunas (Pfizer, Moderna o Johnson & Johnson) no contienen el virus entero o vivo y por lo tanto no pueden causar COVID-19.

Todas las vacunas contra el COVID-19 han demostrado ser eficaces en la prevención de la enfermedad grave, la hospitalización y la muerte por el COVID-19. Estos resultados fueron consistentes en todos los géneros, edades, razas y orígenes étnicos. Es importante que todas las personas de 18 años o más reciban una vacuna de refuerzo, ya que los estudios han demostrado que la eficacia de la vacuna contra las infecciones disminuye con el tiempo.

Consulte la información en el sitio de internet de CDC >

Todavía no lo sabemos. Se están realizando estudios para ver cuánto dura la protección. Proporcionaremos información actualizada a medida que esté disponible.

Sí, aún debe vacunarse u obtener un refuerzo si ha tenido COVID-19 y se ha recuperado.

Sin embargo, debe esperar para vacunarse o recibir un refuerzo si:

  • Tiene una infección activa por COVID-19 y está aislado: debe esperar a que le den el alta del aislamiento, o
  • Tiene síntomas que podrían ser de COVID-19: debe esperar hasta que se le haya evaluado y se haya determinado que no tiene una infección

Sí, puede vacunarse. Anteriormente, los CDC recomendaban retrasar la vacunación después de recibir el anticuerpo monoclonal tanto para la profilaxis después de la exposición o el tratamiento después de la infección. Las directrices actualizadas no recomiendan ningún retraso en la recepción de la vacuna. Después de la infección, la vacuna puede administrarse una vez que haya terminado su aislamiento y su enfermedad aguda haya finalizado; después de una exposición, la vacuna puede administrarse cuando su período de cuarentena haya terminado.

Algunas personas tienen efectos secundarios después de recibir la vacuna. Para la mayoría de las personas, los efectos secundarios leves se resuelven en un día aproximadamente. Los síntomas más frecuentes reportados:

  • De la vacuna Pfizer: dolor en el lugar de la inyección, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular, dolor en las articulaciones y escalofríos.
  • De la vacuna Moderna: dolor en el lugar de la inyección, fatiga, dolor de cabeza, dolor muscular, escalofríos, dolor en las articulaciones, ganglios linfáticos inflamados en el mismo brazo de la inyección, náuseas y vómitos, y fiebre.
  • De la vacuna de Johnson & Johnson: dolor en el lugar de la inyección, dolor de cabeza, fatiga, dolores musculares y náuseas.

Lea más sobre los posibles efectos secundarios >

Las vacunas de Pfizer y Moderna requieren dos dosis cada una. La vacuna de Johnson & Johnson (Janssen) sólo requiere una dosis.

Se considera que está completamente vacunado si han pasado:

  • 2 semanas desde que recibió la vacuna Johnson & Johnson de una sola dosis o
  • 2 semanas desde que recibió la segunda dosis de la vacuna Pfizer o Moderna

Si hace menos de 2 semanas, no está totalmente vacunado.

Las pruebas de anticuerpos no se recomiendan actualmente para evaluar la inmunidad a COVID-19 después de la vacunación contra COVID-19 o para evaluar la necesidad de vacunación en una persona no vacunada. Las pruebas de anticuerpos para la prueba de anticuerpos anti-Spike están disponibles en MGB a través de estudios de investigación clínica aprobados y vías clínicas solamente.

Mascarillas, distanciamiento social y variantes

Los CDC han actualizado las orientaciones sobre el enmascaramiento. Las recomendaciones de los CDC sobre el enmascaramiento, y otras medidas, dependen del nivel comunitario de COVID-19. Puede comprobar el nivel comunitario de COVID-19 con la herramienta de los CDC. Por favor, consulte los recursos de su estado o ciudad para obtener detalles, ya que las reglamentaciones que rigen el enmascaramiento requerido pueden variar.

Los pacientes con alto riesgo de padecer COVID-19 grave deben consultar la guía detallada de los CDC sobre el enmascaramiento y el distanciamiento social.

Por favor, tenga en cuenta: Los pacientes y visitantes de los hospitales y centros de salud de Mass General Brigham deben seguir usando una mascarilla emitida por el centro en todo momento cuando estén en nuestras instalaciones. Los empleados también deberán seguir haciéndolo. Esto es por la salud y la seguridad de todos los que están bajo nuestro cuidado y es recomendado por las autoridades de salud pública. Vea nuestra política de mascarillas.

Los virus cambian constantemente mediante mutaciones. Una variante tiene una o más mutaciones que la hacen diferente de otras variantes en circulación. Como era de esperar, se han documentado múltiples variantes de COVID-19 en Estados Unidos y en todo el mundo a lo largo de esta pandemia.

La información más reciente sobre las variantes puede encontrarse en el sitio de internet de los CDC.

Aunque las personas vacunadas aún pueden infectarse, la buena noticia es que las vacunas les proporcionan una excelente protección. Las infecciones en las personas vacunadas—llamadas "infecciones posvacunación"—suelen ser leves o asintomáticas. Sin embargo, las personas infectadas, aunque se hayan vacunado, pueden transmitir la enfermedad a otras personas.

Si tiene síntomas de COVID-19 o ha estado expuesto, siga las directrices de salud pública sobre el aislamiento, la cuarentena, y las pruebas.

La vacunación sigue siendo la mejor protección contra el virus.

Opciones de tratamiento para COVID-19

Para los pacientes que están hospitalizados, hay opciones de tratamiento (por ejemplo, Remdesivir) disponibles para pacientes de todas las edades. Para los pacientes de 12 años o más, la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) ha emitido autorizaciones de uso de emergencia (EUAs) para varias opciones de tratamiento ambulatorio tanto para prevenir como para tratar COVID en ciertas poblaciones. Puede obtener más información sobre estas opciones de tratamiento en la página de internet de Mass General Brigham sobre las terapias COVID-19 para pacientes ambulatorios.

Los medios de comunicación informan de que algunas personas pueden estar utilizando Ivermectina para prevenir o tratar COVID-19. Ivermectina es un medicamento utilizado para tratar parásitos. No hay datos que apoyen el uso de Ivermectina para la prevención o el tratamiento de COVID-19. No está aprobado por la FDA para la prevención o el tratamiento del COVID-19. Hay informes de personas que resultan perjudicadas cuando toman Ivermectina para prevenir o tratar COVID. Por favor, consulte las preguntas frecuentes por la FDA y las directrices de tratamiento de COVID-19 de los Institutos Nacionales de Salud (NIH-en inglés) para obtener más información.

Alergias

Se han notificado algunos casos de personas que han tenido reacciones alérgicas después de vacunarse. Un pequeño número de personas tuvo una reacción alérgica grave llamada anafilaxia. En base a esto, la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) recomiendan que las personas con antecedentes de anafilaxia a cualquiera de los ingredientes de la vacuna COVID-19 no se pongan esa vacuna. Las personas con otras alergias a alimentos o medicamentos pueden vacunarse.

En general, la mayoría de los pacientes alérgicos a una vacuna pueden recibir las otras vacunas sin peligro. Si tiene un historial de reacciones alérgicas graves a las vacunas, a las terapias inyectables o a cualquier componente de la vacuna COVID-19, debe hablar con su proveedor de atención primaria o con su especialista en alergias (si tiene uno). Su proveedor puede ayudarle a decidir si es seguro vacunarse.

Lea más sobre los posibles efectos secundarios >

Puede obtener la vacuna COVID-19 si tiene alergia a algún alimento o medicamento. Las vacunas COVID-19 de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson no contienen gelatina, huevo ni látex. No obstante, si tiene antecedentes de anafilaxia por cualquier causa (alimentos, medicamentos por vía oral, veneno, látex), podría estar en observación durante 30 minutos después de recibir la vacuna.

Las vacunas COVID-19 de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson no contienen gelatina, huevo ni látex. Además, los tapones de los viales no están hechos con látex de caucho natural. Los pacientes alérgicos al látex pueden recibir las vacunas COVID-19 de Pfizer, Moderna y Johnson & Johnson.

Tanto la vacuna COVID-19 de Pfizer como la de Moderna contienen polietilenglicol. Las reacciones al polietilenglicol son muy poco frecuentes. Los pacientes con antecedentes de reacción alérgica al polietilenglicol deben hablar con su proveedor antes de recibir la vacuna Pfizer o Moderna.

Ingredientes de las vacunas COVID-19

 

Pfizer-BioNTech/Comirnaty

Moderna

Johnson & Johnson

Activos

ARN mensajero modificado con nucleósidos (modRNA por sus siglas en inglés) que codifica la glicoproteína viral de la espiga (S) del SARS-CoV-2

ARNm modificado con nucleósidos que codifica la glicoproteína viral de la espiga (S) del SARS-CoV-2

Adenovirus tipo 26 recombinante e incompetente para la replicación que libera la proteína de espiga del SARS-CoV-2

Inactivos: lípidos
  • ((4-hidroxibutil) azanodiil)bis(hexano-6,1-diil)bis(2-hidroldecanoato)
  • 2 [(polietilenglicol [PEG])-2000]-N,N-ditetradecilacetamida
  • 1,2-diestearoil-sn-glicero-3-fosfocolina
  • Colesterol
  • SM-102 (Propiedad de Moderna)
  • Polietilenglicol (PEG) 2000 dimiristoilglicerol (DMG)
  • 1,2-diestearoil-sn-glicero-3-fosfocolina
  • Colesterol
  • 2-hidroxipropil-β-ciclodextrina (HBCD)
  • Polisorbato-80
Inactivos: sales, azúcares, estabilizadores
  • Cloruro de potasio, fosfato de potasio monobásico, cloruro de sodio, fosfato de sodio dibásico dihidratado
  • Azúcar (sacarosa)
  • El diluyente, que se añade a la vacuna para su administración, es la solución salina (cloruro de sodio)
  • Trometamina, clorhidrato de trometamina, ácido acético, acetato de sodio
  • Azúcar (sacarosa)
  • No se necesita diluyente
  • Ácido cítrico monohidrato, citrato trisódico dihidrato
  • Etanol
  • Cloruro de sodio

Al igual que las alergias a los medicamentos o a los alimentos, las personas pueden ser alérgicas a un ingrediente de una vacuna. Aproximadamente la mitad de las reacciones alérgicas a las vacunas se producen en los primeros 15 minutos después de recibir la vacuna, y el 90% se producen en los primeros 30 minutos. La mayoría de las reacciones alérgicas a las vacunas son leves, como la urticaria.

Una reacción alérgica grave es la llamada anafilaxia, que es muy poco frecuente que le sucede a una de cada un millón de personas en la mayoría de las vacunas. Los síntomas de la anafilaxia casi siempre se producen dentro de las 4 horas siguientes a la vacunación, la mayoría de las veces en cuestión de minutos. Los síntomas usualmente suelen incluir varias partes del cuerpo: urticaria en la piel; hinchazón de la boca, los labios, la lengua o la garganta; dificultad para respirar, sibilancias u opresión en el pecho; o presión arterial baja o pérdida del conocimiento.

Dado que la mayoría de las reacciones alérgicas se producen en los primeros 15–30 minutos, todos los pacientes son observados durante 15 minutos después de ser vacunados para vigilar por una reacción alérgica. Si tiene antecedentes de anafilaxia, puede tener un periodo de observación de 30 minutos después de vacunarse. Si tiene una reacción alérgica, el personal médico le tratará inmediatamente. Todos los centros de vacunación pueden diagnosticar y tratar las reacciones alérgicas y disponen de medicamentos, incluida la epinefrina ("Epi-Pen").

La consulta sobre alergia e inmunología puede ser útil para usted si tiene los siguientes problemas:

  • Antecedentes de alergia a las vacunas con reacciones como picor, urticaria, hinchazón/angioedema, sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho o anafilaxia
  • Antecedentes de alergia al polietilenglicol (PEG en inglés) o al polisorbato, con reacciones como picor, erupción cutánea, urticaria, hinchazón/angioedema, sibilancias, dificultad para respirar, opresión en el pecho o anafilaxia
  • Una reacción a una dosis de la vacuna COVID-19

Pacientes inmunocomprometidos

Sí, es importante vacunarse. Las personas inmunocomprometidas tienen un mayor riesgo de sufrir una infección grave, incluso poner en riesgo la vida y de ser hospitalizadas a causa de la infección por COVID-19. Las vacunas COVID-19 pueden administrarse sin peligro a las personas inmunocomprometidas. Para preguntas sobre alergias relacionadas con la vacunación contra COVID-19, consulte las preguntas frecuentes sobre alergias.

Los pacientes inmunocomprometidos incluyen a las personas que:  

  • Están en tratamiento activo contra el cáncer 
  • Han recibido un trasplante de órgano sólido y están tomando medicamentos para suprimir el sistema inmunitario
  • Han recibido un trasplante de células madre en los últimos 2 años o están tomando medicamentos para suprimir el sistema inmunitario después de un trasplante de células madre
  • Han recibido terapia celular CAR-T  
  • Tienen una inmunodeficiencia primaria moderada o grave (incluidos todos los pacientes que reciben inmunoglobulina intravenosa y subcutánea (IVIg o SCIg - en inglés) debido a una inmunodeficiencia subyacente como la inmunodeficiencia variable común (CVID - en inglés); los pacientes con otras inmunodeficiencias subyacentes que no reciban el reemplazo de IgG pueden ser asesorados según cada caso)
  • Tienen una infección por VIH avanzada (generalmente definida como un recuento de CD4 inferior a 200 o un porcentaje de CD4 igual o inferior a 14) o una infección por VIH no tratada
  • Están tomando altas dosis de corticosteroides (ejemplo: el equivalente a 20 o más miligramos de Prednisona al día)
  • Están recibiendo otros fármacos que pueden suprimir la respuesta inmunitaria (es decir, bloqueadores de la necrosis tumoral u otros agentes biológicos inmunosupresores o inmunomoduladores, incluidos rituximab y ocrelizumab)

Los CDC recomiendan que las personas con inmunodeficiencia moderada o grave reciban una inyección primaria adicional de la vacuna COVID-19 de Pfizer o Moderna, incluyendo a aquellos que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson para su serie de vacunas primarias.

Lea más en la sección Vacunas COVID-19: Serie primaria, dosis primarias adicionales y refuerzos más arriba (¿Necesito una dosis primaria adicional?).

En general, es típico que las personas con sistemas inmunitarios suprimidos obtengan menos protección de las vacunas que las personas que no tienen sistemas inmunitarios suprimidos. En el caso de los receptores de trasplantes, esta menor protección está asociada a la medicación inmunosupresora que se toma tras la cirugía y que suprime el sistema inmunitario para que el cuerpo no rechace el órgano del donante.

La respuesta de los anticuerpos a las vacunas COVID-19 entre las personas con trasplantes de órganos recientes es, generalmente, más débil que la del público en general, aunque sigue siendo considerablemente una mayor protección que no estar vacunado.

Los CDC recomiendan que las personas con inmunodeficiencia moderada o grave reciban una inyección primaria adicional de la vacuna COVID-19 de Pfizer o Moderna, incluyendo a aquellos que recibieron la vacuna de Johnson & Johnson para su serie de vacunas primarias.

No debe cambiar sus medicamentos de inmunosupresión a menos que se lo indique su proveedor.

Sí, puede y debe vacunarse. Aunque es posible que la vacuna contra la COVID-19 sea menos eficaz para usted, la vacunación sigue siendo recomendable. Todavía hay un beneficio significativo en la prevención de la infección grave y la hospitalización de la infección por COVID-19.

Su proveedor de trasplantes puede ayudarle a determinar el mejor momento para vacunarse y puede indicarle si necesita análisis de trasplante después de la vacunación.

Los receptores de trasplantes deben continuar con las medidas de seguridad de COVID-19 para protegerse del virus. Esto incluye el uso de mascarillas en espacios públicos—tanto en interiores como en exteriores (cuando hay otras personas cerca)—y la práctica del distanciamiento social.

Es importante que se proteja a sí mismo y a los demás tomando medidas preventivas contra COVID-19:

  • Manténgase al día con sus vacunas COVID-19
  • Use una mascarilla bien ajustada
  • Evite las multitudes y los espacios poco ventilados
  • Hágase pruebas para evitar el contagio a otras personas
  • Lávese las manos con frecuencia
  • Cúbrase la tos y los estornudos
  • Controle su salud a diario

Los CDC tienen más información >

De acuerdo con las directrices de CDC, no recomendamos la realización de pruebas de anticuerpos en este momento. Todavía estamos probando los mejores métodos para determinar la inmunidad. No sabemos qué nivel de anticuerpos proporcionaría protección en los pacientes trasplantados. Además, las pruebas de anticuerpos no miden el otro tipo de respuesta inmunológica, que llamamos inmunidad celular. Esperamos tener pronto más información.

Embarazo, lactancia y fertilidad

Una enfermera partera de Mass General Brigham, Natalia Richey, CNM, MSN, responde sus preguntas sobre el embarazo, la fertilidad, y las vacunas contra el COVID-19.

Las vacunas se consideran una parte segura y rutinaria de la atención prenatal. Por ejemplo, la vacuna contra la gripe no sólo se ofrece durante el embarazo, sino que se recomienda.

Basándose en los datos que demuestran que las personas embarazadas tienen un mayor riesgo de padecer una enfermedad grave con COVID-19 y en los nuevos datos que demuestran que las vacunas contra COVID-19 son seguras y eficaces durante el embarazo, las dos mayores organizaciones de obstetricia y ginecología, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG en inglés) y la Sociedad de Medicina Materna y Fetal (SMFM en inglés), ahora recomiendan encarecidamente esta vacuna para todas las personas embarazadas.

Al igual que muchos nuevos medicamentos y vacunas, las vacunas COVID-19 se estudiaron en animales preñados y estos estudios no mostraron ninguna complicación relacionada con la fertilidad o la reproducción por la exposición a la vacuna. 

Ninguna de las vacunas COVID contiene virus vivos y no pueden enfermar a nadie con COVID, incluidas las personas embarazadas o sus bebés.

Se han publicado muchos estudios de personas embarazadas y el seguimiento de la seguridad de la vacuna COVID-19 durante el embarazo está en curso. Más de 100,000 personas embarazadas han recibido la vacuna en Estados Unidos desde diciembre de 2020 y, hasta ahora, CDC informa que no hay problemas de seguridad, incluidos la infertilidad, el aborto espontáneo, los defectos congénitos o el parto prematuro.

Sin embargo, ha habido más casos de un inusual coágulo de sangre en pacientes que recibieron la vacuna COVID-19 de Johnson & Johnson. Por lo tanto, el 16 de diciembre de 2021, CDC actualizó sus directrices y señalaron que las vacunas COVID-19 de Pfizer o Moderna se prefieren en lugar de la vacuna de Johnson & Johnson.

Lea más sobre las consideraciones de vacunación de los CDC >

Se recomienda encarecidamente recibir la vacuna COVID antes del embarazo o tan pronto como sea posible durante el mismo, dado el riesgo de enfermedad grave por COVID.

Los síntomas que incluyen fiebre, dolores musculares, dolores articulares, fatiga y dolor de cabeza son efectos secundarios comunes de las tres vacunas COVID-19. La mayoría de los efectos secundarios leves se resuelven en uno o dos días y no se consideran peligrosos. Si le preocupan los efectos secundarios de las vacunas y su embarazo, hable con su obstetra antes de vacunarse.

Ha habido informes muy poco frecuentes de un tipo de coágulo sanguíneo llamado trombosis del seno venoso cerebral entre pacientes que han recibido la vacuna Johnson & Johnson. Aunque es muy inusual, el riesgo de ciertos coágulos sanguíneos parece ser mayor en las mujeres de 18–49 años. Por lo tanto, el 16 de diciembre de 2021, CDC actualizó sus directrices y señalaron que las vacunas COVID-19 de Pfizer o Moderna se prefieren en lugar de la vacuna de Johnson & Johnson.

Las personas que hayan sido vacunadas con la vacuna de Johnson & Johnson en los últimos 21 días y que experimenten dolor de cabeza intenso, dolor abdominal, dolor en las piernas o dificultad para respirar deben buscar de ser evaluados inmediatamente.

Aprenda más en la página de internet de FDA >

¡Sí! Estudios recientes sobre personas embarazadas que obtuvieron la vacuna COVID-19 durante el embarazo demuestran que la inmunidad se transmite al bebé. Esta inmunidad puede ofrecer protección contra COVID-19 a su bebé.

Las vacunas contra COVID-19 se ofrecen actualmente a las personas en periodo de lactancia. No se cree que las vacunas contra COVID-19 presenten un riesgo para los bebés amamantados de madres que fueron vacunadas, ya que cualquier componente de la vacuna que pase a la leche materna es probable se inactive rápidamente cuando la leche sea digerida por el bebé.

Además, estudios recientes demuestran que su inmunidad a COVID-19 puede pasar al bebé a través de la leche materna después de recibir la vacuna. La Academia de Medicina de la Lactancia recomienda que todas las personas que amamantan se vacunen contra COVID-19.

El Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos ha convocado un panel de expertos que recomienda completar el curso de la vacuna una vez iniciada para recibir la inmunidad más efectiva y oportuna.

¡Sí! Este es un buen momento para vacunarse. No se cree que las vacunas COVID-19 afecten a su futura fertilidad. Vacunarse antes de quedar embarazada puede prevenir COVID-19 durante el embarazo. También puede evitar la necesidad de vacunarse durante el embarazo.

El estrés, los cambios de peso y de ejercicio, y otros grandes cambios en el estilo de vida pueden afectar a los períodos. Todos esos cambios son comunes durante la pandemia de COVID-19. Los estudios también han demostrado que algunas mujeres que tuvieron COVID-19 experimentaron cambios en la duración y el flujo de sus ciclos menstruales.

Recientemente, algunas personas han informado sobre cambios en su período después de recibir la vacuna COVID-19. Las personas han informado de cambios en la duración, el flujo y síntomas como el dolor. Los Institutos Nacionales de Salud (NIH en inglés) están financiando estudios para comprender mejor estos cambios.

Esto no significa que haya ninguna relación con los abortos espontáneos. Actualmente hay información de muchas mujeres que se han vacunado lo cual sugiere que no aumentado el riesgo de pérdida de embarazo.

Los estudios realizados en animales en fase de apareamiento no han demostrado que las vacunas COVID afecten la fertilidad. Los datos de seguimiento de individuos vacunados en edad reproductiva, así como los estudios sobre pacientes antes y después de la vacunación, no muestran ninguna evidencia de que las vacunas COVID-19 causen problemas de fertilidad (problemas al intentar quedar embarazada) en mujeres u hombres.

Sí, CDC recomienda que todas las personas de 18 años o más obtengan una dosis de refuerzo. Se ha demostrado que la dosis de refuerzo proporciona una mayor protección contra la enfermedad grave de las variantes de COVID. Esta inmunidad adicional ayudará a protegerle a usted y a su bebé.

Niños/as

Los Centros para el Control de Enfermedades (CDC - en inglés) recomiendan que los pacientes de 6 meses o mayores reciban la vacuna COVID-19. Las vacunas Pfizer y Moderna están aprobadas y recomendadas para los pacientes de este grupo de edad.

Los/as niños/as mayores de 6 meses necesitan un consentimento firmado por un padre/madre/tutor para recibir una vacuna en un centro de Mass General Brigham.

Para la mayoría de los/as niños/as:

  • Vacuna COVID-19 Pfizer para niños/as de 6 meses a 4 años: la serie primaria es de 3 dosis. Las dos primeras dosis se aplican con un intervalo de 3-8* semanas. La tercera dosis es al menos 2 meses después de la segunda dosis.

  • Vacuna COVID-19 Pfizer para niños/as de 5 a 17 años: la serie primaria es de 2 dosis. Las dosis están separadas por 3-8* semanas.

  • Vacuna COVID-19 Moderna para niños/as de 6 meses a 17 años: la serie primaria es de 2 dosis. Las dosis están separadas por 4-8* semanas.

Para los/as niños/as inmunocomprometidos/as: el calendario de vacunación puede ser diferente. Por favor, consulte el sitio de internet de los CDC para más detalles

Los CDC también cuentan con una herramienta y un calendario de vacunas que pueden ayudarle a entender cómo su hijo/a puede estar al día con las vacunas COVID-19. También puede preguntar al pediatra de su hijo/a.

Algunas personas deben continuar con el intervalo de 3 semanas para Pfizer y de 4 semanas para Moderna. Esto incluye:

 

*Hable con su proveedor de atención de salud o de vacunas sobre el momento de recibir la 2da dosis de su serie primaria. Las personas de entre 6 meses y 64 años (especialmente los varones de entre 12 y 39 años) pueden considerar la posibilidad de recibir la 2da dosis primaria de las vacunas COVID-19 Pfizer o Moderna 8 semanas después de la 1ra dosis. Un tiempo más prolongado entre la 1ra y la 2da dosis primaria puede aumentar la protección que ofrecen las vacunas, y minimizar aún más el riesgo poco frecuente de miocarditis y pericarditis.

  • Es posible que la oficina de su pediatra de Mass General Brigham ofrezca la vacuna COVID-19. Consulte con su consultorio para saber si la ofrecen y cuándo.

  • Para encontrar un lugar de vacunación cerca de usted, visite vacunas.govvaxfinder.mass.gov o vaccines.nh.gov; envíe un mensaje de texto con su código postal al 438829; o llame al 1-800-232-0233.

  • Mass General Brigham también seguirá distribuyendo vacunas desde nuestras vans comunitarias móviles. Consulte el calendario para ver si las vans estarán cerca suyo.

Los pacientes de 5 a 17 años sólo pueden recibir la vacuna COVID-19 de Pfizer porque es la única vacuna actualmente autorizada para este grupo de edad.

Sí. Cualquier persona de entre 6 meses y 15 años de edad debe tener un formulario de consentimiento por escrito completado y firmado por su padre/madre/tutor antes de recibir la vacuna COVID. El formulario de consentimiento se puede encontrar aquí. No podemos aceptar el consentimiento verbal por teléfono. El formulario de consentimiento debe ser firmado por el padre/madre/tutor.

Los pacientes de 16 años o mayores no necesitan un consentimiento por escrito porque la vacuna de Pfizer ha sido aprobada por la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA - en inglés). Sin embargo, los pacientes de 16 y 17 años deben tener un formulario de consentimiento completado para recibir una dosis de refuerzo.

Para la primera dosis de su hijo, recibirá la dosis que se administra a los niños de 5 a 11 años (10 microgramos). Para la segunda dosis, los CDC permiten a los padres/tutores elegir. Sin embargo, las directrices de Mass General Brigham son dar la dosis de 12 años para la segunda dosis (30 microgramos).

No. Las vacunas Pfizer y Moderna, no contienen el virus entero o vivo y por lo tanto no pueden hacer que nadie contraiga COVID-19.

Tanto la vacuna Pfizer como la Moderna funcionan bien para prevenir la enfermedad grave y la muerte por COVID-19. Los científicos descubrieron que cada una de las vacunas para niños/as funciona tan bien como la vacuna utilizada en adultos. Ambas vacunas produjeron respuestas de anticuerpos similares en niños/as menores de 5 años y en adultos jóvenes. Ambas vacunas reducen el riesgo de que su hijo/a tenga una complicación grave a causa de la enfermedad.

Sí. Los/as niños/as que ya han tenido COVID-19 deben vacunarse. Las personas que reciben la vacuna después de una infección por COVID-19 tienen mayores niveles de anticuerpos. La vacunación después de la enfermedad proporciona una protección aún mayor en comparación con la enfermedad por sí misma.

El efecto secundario más común de los estudios de las vacunas Pfizer y Moderna fue el dolor en el lugar de la inyección. Los síntomas más comúnmente reportados fueron fatiga, dolor de cabeza, escalofríos, fiebre y dolores. Al igual que los adultos y los niños/as mayores, estas reacciones se produjeron con mayor frecuencia después de la segunda dosis.

Lea más sobre los posibles efectos secundarios >

Se ha informado de que la miocarditis es un efecto secundario muy poco frecuente (aproximadamente 1 de cada 20,000 personas) después de la segunda dosis, sobre todo en varones de 16 a 29 años. El riesgo de contraer miocarditis por la vacuna es mucho menor que el de contraer miocarditis por COVID-19. La miocarditis después de la vacunación también es más leve que después de contraer COVID-19.

En los/as niños/as menores de 11 años que recibieron las vacunas de Pfizer o Moderna, no hubo casos de miocarditis. En los/as niños/as de 12 años o mayores que sí contrajeron miocarditis por la vacuna, los casos fueron leves y mejoraron rápidamente. Esto se compara con el 75% (aproximadamente 3 de cada 4) de los/as niños/as que contrajeron miocarditis y síndrome inflamatorio multisistémico en niños/as (MIS-C - en inglés) por COVID-19, en los que sus casos fueron graves con efectos a largo plazo.

Es muy importante que los/as niños/as se vacunen. Vacunar a los/as niños/as les protegerá a ellos, a sus familias y a sus comunidades. Aunque los/as niños/as son menos propensos a desarrollar una enfermedad grave que otros grupos de edad, todavía puede hacer que los/as niños/as se enfermen mucho. Los casos de COVID-19 en niños/as pueden conllevar a hospitalizaciones, síndromes inflamatorios y complicaciones a largo plazo, como "COVID prolongado". Hay niños/as que han muerto a causa de COVID-19, incluso aquellos que por otra parte están sanos. COVID-19 ha causado más muertes en niños/as de todas las edades que todas las demás enfermedades actualmente prevenibles por vacunación juntas. Es la 5ta causa de muerte en niños/as de 1 a 4 años de edad.

Pacientes con cáncer

Sí. Los CDC dicen que las personas con cáncer pueden recibir la vacuna COVID-19, siempre que no hayan tenido problemas para vacunarse en el pasado.

Si su tratamiento actual incluye quimioterapia, inmunoterapia, terapias dirigidas o radioterapia, debe hablar con su equipo médico para decidir cuándo vacunarse.

Al tomar la decisión, debe tener en cuenta el riesgo de exposición al virus, las probabilidades de enfermarse gravemente en caso de contraer el virus y cuándo terminará el tratamiento.

Si ha terminado el tratamiento, debe vacunarse. Esto incluye a los pacientes que siguen siendo atendidos como parte del postratamiento o que se considera que están en la parte de "supervivencia" de su viaje.

No. En este momento, no hay pruebas que sugieran que las vacunas afecten al tratamiento del cáncer.

Pacientes que recibieron la vacuna COVID-19 fuera de los Estados Unidos

Los CDC dicen que se considera que las personas están totalmente vacunadas si han recibido todas las dosis recomendadas de las vacunas COVID-19 autorizadas para uso de emergencia por la Organización Mundial de la Salud (OMS - en inglés). Esto incluye a los que mezclaron y combinaron dos vacunas diferentes aprobadas por la OMS.

Lista de vacunas de uso de emergencia de la OMS COVID-19 a partir del 13/2/2022:

  • Vacuna COVID-19 de Pfizer-BioNTech (por ejemplo, BNT162b2, COMIRNATY, Tozinameran)
  • Vacuna COVID-19 de AstraZeneca-Oxford (por ejemplo, [ChAdOx1-S (recombinante)], AZD1222, Vaxzevria)
  • Vacunas Serum Institute of India Pvt. LTD (Covishield, Covovax)
  • Vacuna COVID-19 Janssen (Johnson & Johnson) (por ejemplo, Ad26.COV2.S)
  • Vacuna Moderna COVID-19 (por ejemplo, mRNA 1273, Takeda, Spikevax)
  • Vacuna COVID-19 Instituto de Productos Biológicos de Pekín (BIBP-en inglés)
  • Vacuna COVID-19 de Sinovac-CoronaVac
  • Vacuna COVID-19 de Bharat Biotech International (por ejemplo, BBV152, COVAXIN)
  • Vacuna Novavax (por ejemplo, NVX-CoV2373/Nuvaxovid)

Personas que:

  • Completaron la serie de vacunas COVID-19 autorizadas por la FDA (Johnson & Johnson, Moderna, Pfizer): Las personas con inmunodeficiencia moderada o grave deben recibir una dosis primaria adicional, tal como se indica en el sitio de internet de los CDC. Todas las personas de 12 años o más deben recibir una dosis de refuerzo.
  • Completar la serie de vacunas COVID-19 autorizadas para uso de emergencia por la OMS, pero no por la FDA: Las personas con inmunodeficiencia moderada o grave de 12 años en adelante deben recibir una dosis primaria adicional de la vacuna ARNm al menos 28 días después de la última dosis y una dosis de refuerzo de ARNm al menos 3 meses después de completar la serie primaria. Todas las personas de 12 años o más deben recibir una dosis de refuerzo de ARNm al menos 5 meses después de completar la serie primaria.
  • Completar la serie de vacunas COVID-19 mezclando vacunas autorizadas por la FDA (Johnson & Johnson, Moderna, Pfizer) y vacunas autorizadas para uso de emergencia por la OMS pero no por la FDA: Las personas con inmunodeficiencia moderada o grave de 12 años en adelante deben recibir una dosis primaria adicional de la vacuna ARNm al menos 28 días después de la última dosis y una dosis de refuerzo de ARNm al menos 3 meses después de completar la serie primaria. Todas las personas de 12 años o más deben recibir una dosis de refuerzo de ARNm al menos 5 meses después de completar la serie primaria.
  • Sólo han recibido la primera dosis de una vacuna Pfizer o Moderna: deben recibir la segunda dosis lo más cerca posible del momento recomendado, pero no necesitan reiniciar la serie de vacunas. Las personas con inmunodeficiencia moderada o grave deben recibir una dosis primaria adicional al menos 28 días después de la segunda dosis y un refuerzo de ARNm al menos 3 meses después de la última dosis de la serie primaria, tal como se indica en el sitio de internet de los CDC. Todas las personas de 12 años o más deben recibir también un refuerzo 5 meses después de su segunda dosis.
  • Sólo han recibido la primera dosis de una serie de vacunas COVID-19 autorizada para uso de emergencia por la OMS, pero no por la FDA: deben completar la serie de vacunas primarias recibiendo una dosis única de vacuna de ARNm al menos 28 días después de su última dosis. Las personas con inmunodeficiencia moderada o grave de 12 años en adelante deben recibir una dosis primaria adicional de una vacuna de ARNm al menos 28 días después de la segunda dosis y un refuerzo de ARNm al menos 3 meses después de la última dosis de la serie primaria. Todas las personas de 12 años o más deben recibir una dosis de refuerzo de ARNm al menos 5 meses después de completar la serie primaria.
  • Recibieron vacunas COVID-19 no autorizadas para uso de emergencia por la OMS: Deben completar la serie de vacunas primarias con una vacuna COVID-19 aprobada/autorizada por la FDA (por ejemplo, dos dosis de Pfizer o Moderna o una dosis única de Johnson & Johnson) al menos 28 días después de su última dosis. Las personas con inmunodeficiencia moderada o grave deben recibir una dosis primaria adicional, tal como se indica en el sitio de internet de los CDC. Todas las personas de 12 años o más deben recibir una dosis de refuerzo de ARNm al menos 5 meses después de completar la serie primaria.

Consulte el sitio de internet de los CDC para obtener orientación adicional >

¿Dónde puedo obtener más información?

Actualizado: 28 de junio de 2022